ÚLTIMA NOTICIA: ¿Las plantas sienten dolor?

Antes que nada me gustaría aclarar que con este post NO quiero generar conflicto y debate entre personas con distintos hábitos alimenticios. Esto no se trata de algo en contra del veganismo, o de inculcar que no hay que comer plantas. Es sólo una posible respuesta a una pregunta que, para mi, es sumamente interesante. Agradecería que leyeran el artículo completo y saquen sus propias conclusiones.

Breve introducción

Cuando era chico, mi mamá me vió justo cuando arrancaba una hoja a una planta. Se acercó y me tiró del pelo (levemente, no se preocupen). Instantáneamente comencé a lagrimear, a lo que mi mamá me dijo "Viste? a vos no te gusta que te tire del pelo, a la planta tampoco le gusta que le arranques una hoja". Eso que en ese entonces fue una lección de vida, quedó picando en mi subconsciente hasta hoy. ¿Tendría razón mi mamá? ¿A la planta le dolió como a mi?

Bueno, con lo que sabemos en si de plantas, la respuesta es que no. Probablemente la planta ni se inmutó (Aunque yo sí aprendí la lección 🙁 ). Pero, en los últimos años se han descubierto muchas cosas sorprendentes acerca de las plantas y sus capacidades. Incluso se ha llegado a la conclusión de que las plantas pueden contar!! (Si, no es broma). Pero, ¿las plantas podrían llegar a sentir dolor?

A continuación leeras algunos avances que sin duda te sorprenderán.

¿A que te referís con "sentir"?

Primero tendríamos que definir a que nos referimos con que las plantas "sienten". Cuando hablamos de "sentir", nos referimos a la capacidad de recibir, almacenar, relacionar y actualizar datos, tanto del entorno, como de nuestro propio cuerpo.

Para que esto sea posible, debe haber algo que recolecte esos datos y los interprete. En el caso de los humanos por ejemplo, tenemos el sistema nervioso central. Éste se encarga de transportar las señales eléctricas (estímulos) hasta el cerebro, donde la información es procesada. Luego, se produce una respuesta acorde al estímulo determinado.

Ahora bien, las plantas también son capaces de reaccionar frente a estímulos aunque de una forma distinta. Un claro ejemplo de esto es cuando ponemos una planta en un determinado lugar y al cabo de un tiempo vemos como la misma cambió su posición "apuntando" a la dirección donde le da mayor luz. Incluso los girasoles también realizan algo similar. Estos son ejemplos de tropismos y es un tipo de respuesta a estímulos que poseen las plantas. Dependiendo de cuál sea el estímulo, recibirá un nombre distinto. Por ejemplo, en el primer caso, como el estímulo es la luz, recibe el nombre de "fototropismo", y en el segundo caso, como el estímulo es el sol, se lo llama "heliotropismo".

Fototropismo en plantas
Ejemplo de fototropismo positivo en plantas.

Además de los tropismos, en las plantas también encontramos las nastias, que son respuestas a estímulos, pero más rápidas e independientes del sentido de donde provino dicho estímulo. Un ejemplo muy bueno de esto es la planta "mimosa púdica", la cual es sensible al tacto (Sismonastia).

¿Hay presencia de dolor en las plantas?

El dolor, como todos sabemos, es un estímulo. Pero, como dijimos antes, esto solo no alcanza para generar una reacción. Ya que si no tuviésemos sistema nervioso central, no podríamos interpretar la señal, y por lo tanto,  nada nos dolería.

Entonces, ¿las plantas no sienten dolor por que no tienen sistema nervioso ni cerebro?

En primer lugar, es cierto, las plantas no tienen un sistema nervioso y mucho menos un cerebro. Pero aquí es donde viene lo interesante y controversial de este artículo. Si bien no hay un órgano que propague y procese la señal de dolor, sí hay algunos indicios que mostrarían un patrón de respuesta eléctrico semejante.

El doctor Edgar Wagner, realizó un interesante experimento en el cual conectó una planta a una computadora a través de electrodos. Luego, se dispuso a quemar una de las hojas y lo que descubrió sorprendió a más de uno. Así es, vió como se formo un patrón de respuesta eléctrico similar (aunque de menor intensidad) al visto en humanos cuando son sometidos a un dolor.

Si bien aún falta muchísimo para asegurar y confirmar que las plantas sienten dolor, el descubrimiento del Dr. Wagner abre una gran puerta. El hecho de que las plantas podrían trasmitir señales eléctricas casi de la misma forma que lo hacemos nosotros, sin duda puede generar grandes cambios en como vemos a estos seres vivos.

Sin duda es un tema interesantísimo, del cual sería genial se siguiera investigando para poder darle más veracidad o desmitificarlo. Vuelvo a repetir, con este artículo solo busco transmitir mi asombro cuando leí sobre este tema y, bajo ningún punto de vista, busco generar conflicto.


Recuerda que siempre puedes visitar el Diccionario Científico en caso que no recuerdes el significado de los conceptos científicos.

Cualquier duda, consulta, sugerencia o comentario, podes dejarlo en la caja de comentarios de aquí abajo. Si por otro lado deseas suscribirte para recibir una notificación cada vez que suba algo nuevo y sorprendente como esto, haz click aquí. Es muy sencillo! Sigamos liberando nuestro biólogo interno!!