¿Mejorar nuestra salud observando aves?

Las aves en nuestro entorno cotidiano

La mayoría de nosotros vivimos en ciudades y poco prestamos atención a la naturaleza que nos rodea. A pesar de estar inmersos entre tantos edificios y asfalto, convivimos con otras especies. Desde árboles, plantas e insectos hasta roedores, sapos y aves. Particularmente, las aves son en su mayoría fáciles de ver, simpáticas y de comportamientos llamativos. Sin embargo, somos pocos los capaces de observarlas y apreciarlas en espacios urbanos o desde la ventana de nuestra casa u oficina. Más aún, pocos conocemos los beneficios que éstas pueden traernos a nuestra salud tanto física como mental.

Bird-watching
Birdwatching, la actividad de observar aves cada vez más popular.

El mundo acelerado en el que actualmente vivimos nos conduce a ser muy propensos al estrés, la ansiedad y las enfermedades. No obstante, el simple hecho cotidiano de mirar a los pájaros y su entorno circundante, como árboles o arbustos, mientras vamos de compras o nos trasladamos al trabajo o nuestras casas, puede generar grandes beneficio a nuestra salud. Incluso, aquellas personas que trabajan en oficinas o fábricas, pueden descargar su estrés con solo mirar por la ventana un árbol o un arbusto y las aves que se encuentran alrededor.

 

4 Aves distintas
Distintas especies de aves que se pueden observar en la ciudad: A) Picabuey B) Carancho C) Chingolo D) Zorzal Colorado.

Pero…¿de dónde salió eso?

Investigaciones científicas han demostrado que la observación de aves disminuye la depresión, el estrés y la ansiedad sin importar si nos encontramos en una zona urbana o suburbana más verde. De este modo, este estudio muestra el papel fundamental que algunos componentes de la naturaleza, como la interacción con las aves, juegan para nuestro bienestar mental.

Otros estudios han revelado que el contacto con el medio ambiente estimula los sentidos. Entre ellos, amplía las capacidades de observación, audición, razonamiento y análisis. Reduce el riesgo de algunas enfermedades neumónicas y patologías de especial incidencia en la niñez, como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). La explicación de estos bienes se basa en que el contacto con la naturaleza ayuda a relajarse, a concentrarse y a olvidar por un momento los problemas. Así, nuestra salud mental se ve beneficiada por la naturaleza circundante que experimentamos diariamente. Por eso los biólogos que miramos tantos bichos tenemos muy buena concentración y no necesitamos hacer yoga.

¿Qué se recomienda?

Según los especialistas, la asociación positiva entre las aves y las plantas con la salud mental, beneficia a todas las personas por igual. De este modo, la mejor receta para mejorar la calidad de vida es reverdecer las ciudades o nuestras casas: “las aves alrededor de los hogares, y la naturaleza en general, muestran grandes promesas en la salud preventiva, ya que hacen ciudades más saludables y felices para vivir”.

Por lo tanto, solo basta con sentarte unos minutos en tu balcón o jardín, para observar lo que hace cualquier pájaro que se cruce en el árbol de enfrente o por el suelo, mientras tomas unos mates. Si estás en tu trabajo y necesitas relajarte un poco, también podes hacerlo mirando a través de la ventana de tu oficina. Si lo has hecho, cuéntame tu experiencia y dime, ¿pudiste observar algún ave hoy? ¿Qué sensación o satisfacción sentiste luego de mirar un pájaro y su entorno?

 

Escrito y editado por: Lic. Flavia Barzan


Si queres saber más sobre estas investigaciones, acá te dejo el artículo que salió publicado en la revista científica BioScience (ten en cuenta que como toda publicación de ciencia está en inglés).

Facebook Comments

Deja un comentario