¿Por qué podemos caminar?

Hay diversas acciones que uno hace de forma inconsciente. Por ejemplo, todos nosotros respiramos para vivir pero, cada vez que lo hacemos, nadie piensa en inhalar y exhalar. Cuando caminamos sucede lo mismo, constantemente usamos nuestras piernas para movernos de un lado a otro. Al igual que el proceso de respiración, nadie piensa en poner un pie delante del otro (quizás uno cuando es bebé sí lo hace pero no recuerdo 😛 ). Sin embargo, estoy casi seguro que tampoco nunca te preguntaste el por qué de poder caminar. La respuesta toca conceptos básicos de la física cotidiana y es muy interesante, no te vayas y enterate la respuesta a continuación.

Una breve introducción sobre fuerzas y Newton

Todo nuestro universos se rige por fuerzas que interactúan entre ellas y con objetos a nuestro alrededor. Por ejemplo, la gravedad es la fuerza que nos empuja hacia abajo cuando damos un salto o la que nos mantiene pegados al piso. Otro ejemplo cotidiano sería cuando sostenemos algo con una cuerda. La soga está tirante y el objeto colgando estáticamente. En ese caso, la fuerza de la gravedad está equiparada o “empatada” con la fuerza de tensión de la cuerda. En otras palabras, ambas tienen la misma fuerza pero con el sentido contrario, es decir, la gravedad tira para abajo y la soga tira con la misma fuerza, pero hacia arriba.

Fuerzas
Fuerzas actuando sobre un objeto colgante y estático. Se ve como la fuerza gravitatoria está equilibrada con la fuerza de tensión de la cuerda.

Esto último se conoce como “Principio de Acción y Reacción” y corresponde a la Tercera Ley de Newton. Ésta postula que contra toda acción hay una reacción de igual fuerza pero con sentido contrario. Puesto en un ejemplo, si yo le pego una piña a la pared, en el instante del golpe, la pared me devuelve la misma fuerza (por eso la gente se rompe los huesos al golpear).

Fuerza de acción y reacción
Un individuo realiza una fuerza sobre la pared -Fuerza de acción- y la pared le devuelva una fuerza de misma intensidad pero en sentido contrario -fuerza de reacción-.

Entonces…¿Cuál es la razón de que podamos caminar?

Con lo que ya sabemos, la respuesta es bastante intuitiva y lógica. Cuando uno da un paso hacia adelante, lo que en realidad está haciendo es hacer una fuerza hacia abajo y, conjuntamente, hacia atrás. Como resultado, la fuerza de reacción (el paso propiamente dicho) hace que nos movamos hacia adelante. Esto es muy sencillo de probar por nosotros. Prueben en casa de dar unos pocos pasos y pongan especial atención en como hacen la fuerza con los pies.

Algo importante a tener en cuenta…

Un párrafo aparte merece la llamada “Fuerza de rozamiento“. Es la fuerza resultante de la fricción entre materiales. En el caso de caminar, la fricción que se da lugar entre la suela de nuestros zapatos y el piso, es crucial para que podamos llevar a cabo la acción. Si esta fuerza no existiera, no podríamos aferrarnos al suelo para poder hacer la fuerza de acción hacia atrás. Poniéndolo claro en un ejemplo, si intentamos caminar sobre el hielo, lo más probable es que terminemos en el suelo con un buen golpe, debido a que la fricción es casi nula, siendo prácticamente imposible caminar.

A continuación te dejo un video de Youtube donde también se explica esto claramente.

 

Muchas gracias por leer hasta el final. Espero te haya gustado y, sobretodo, que haya podido responder la pregunta para que así puedas comentarlo con tus amigos.


Recuerda que siempre puedes visitar el Diccionario Científico en caso que no recuerdes el significado de los conceptos científicos.

Cualquier duda, consulta, sugerencia o comentario, podes dejarlo en la caja de comentarios de aquí abajo. Si por otro lado deseas suscribirte para recibir una notificación cada vez que suba algo nuevo y sorprendente como esto, haz click aquí. Es muy sencillo! Sigamos liberando nuestro biólogo interno!!

Facebook Comments