¿Por qué no podemos beber agua salada?

¿Por qué no podemos beber agua salada? | Curiosidades Científicas

Es muy común ver películas de náufragos sedientos perdidos en una isla desierta o a la deriva en el mar y ver como tratan de evitar beber agua salada. Pero...¿por qué? ¿Existe una razón científica por la cual no debemos tomar agua de mar? ¡Por supuesto que si!

Es de público conocimiento que el planeta Tierra esta formado por un 70% de agua. Sin embargo, solo el 3% es agua dulce apta para el consumo humano. El resto es agua salada presente en los océanos y, a priori, no disponible para beber. ¿Ahora entiendes por qué debemos cuidarla? 😉 

Consecuencias de beber agua de mar

Supongamos que estamos en una isla desierta (al estilo Tom Hanks en náufrago) y con la boca y garganta seca a tal punto que aguantamos más. ¿Qué tan recomendable sería seguir nuestro impulso y tomar agua salada? 

náufrago en isla

Te aseguro que sería una pésima idea. Por muy extraño y contradictorio que suene, beber agua salada te deshidrataría. La razón por la cual esto sucede tiene que ver con el funcionamiento de nuestros riñones. Los riñones son órganos encargados de filtrar y, por ende, separar los desechos de la sangre para luego ser eliminadas al exterior. Uno de esos desechos eliminados es el exceso de sal, la cual será eliminada a través de nuestra orina

Pero si eliminamos el exceso de sal, entonces ¿por qué no conviene beber agua de mar?

Lamentablemente, nuestros riñones no pueden producir orina cuando la concentración de sal es mayor al 2% (2 gramos por litro de agua). Dado que la concentración de sal en el agua de mar es de aproximadamente 3%, nuestros riñones primero deben diluir esa sal hasta llevarla a un valor por debajo del 2%, es decir, por debajo de valores en los cuales puedan eliminar el sobrante. Para dicha tarea, nuestros riñones deberán utilizar el agua de nuestro cuerpo, generando que, a fin de cuentas, terminemos más sedientos que antes de beber el agua salada. Asimismo, nuestro cuerpo tenderá a orinar lo máximo posible para tratar de eliminar el exceso salino, generando un grave cuadro de deshidratación.

Consecuencias aún más graves de tomar agua de mar

De acuerdo a la revista Science, para compensar la gran pérdida de fluidos esenciales, nuestro cuerpo aumenta la frecuencia cardíaca y la constricción de los vasos sanguíneos para mantener la presión y el flujo a nuestros órganos vitales. Al cabo de un tiempo, se comenzarán a sentir náuseas, debilidad e incluso delirios. Finalmente, el cerebro y otros órganos vitales comenzarán a recibir menos irrigación sanguínea, generando una falla en los mismo, pudiendo llegar a causar la muerte del individuo.

Cabe aclarar, que lo explicado anteriormente, es para casos extremos en donde el individuo desconozca del tema e ingiera una cantidad alta de agua salada.

Recuerda que siempre puedes visitar el Diccionario Científico en caso que no recuerdes el significado de los conceptos científicos.

SI EL POST TE GUSTÓ, POR FAVOR, COMPÁRTELO, ¡¡ME AYUDARÍA MUCHO!! 😀

NO OLVIDES PASAR A VISITAR LA TIENDA DONDE HAY ARTÍCULOS SUPER INTERESANTES 😉